PEUGEOT

Demostrados más de 1.500 casos de fallos en el motor Puretech para la demanda colectiva contra Peugeot, Opel y Citröen

Peugeot Partner
Peugeot Partner

Los casos siguen demostrándose, documentándose y ahora amenazan con desestabilizar tanto a Peugeot como a todas aquellas marcas que montaron motores Puretech en sus vehículos. Las últimas informaciones sobre este asunto son demoledoras. Siguen avanzando y están con las pruebas periciales sobre cada caso. Siguen sumándose personas (ya superan las 5.000) y sobretodo se siguen dando casos que cumplen todos los requisitos que marcan las leyes para poder presentar la demanda.

Ya son más de 1.500 casos los que se han demostrado que presentan problemas con el motor Puretech. Es un trabajo tedioso. Hay que validar cada uno de los casos para ver si de verdad se trata de un problema de fábrica. Pero todo parece indicar que la mayoría de los que se han sumado a la demanda colectiva están en la situación esperada. 

LA CONVERSACIÓN CON EL ABOGADO

La cifra mágica es 5.000. Ese es el número de afectados por el motor Puretech (Opel, Citroën y Peugeot) que el despacho Abogados y Consultores de A Coruña espera coordinar para comenzar las conversaciones con el Grupo Stellantis. La situación es dramática.

Se cuentan en miles las personas que se hicieron con este motor Puretech con la correa bañada en aceite que ahora reclaman una solución a la marca. Pero el silencio de los concesionarios oficiales de Peugeot, Citroën y Opel resuena con fuerza entre los damnificados. Hablamos con Christian Díaz Delgado, el abogado que lidera (ya con experiencia en el mundo del motor) a estos afectados que pretenden que el Grupo Stellantis les dé una solución.

El primer contacto con el fabricante está a punto de darse. De hecho, el propio abogado tiene esperanzas de que se dé a lo largo del mes de junio y en coordinación con otro compañero francés que representa a un grupo similar de afectados. La idea que sopesan se basa en aglutinar en un primer contingente a 5.000 personas propietarias de un vehículo con el motor Puretech con la correa bañada en aceite y mantener las primeras conversaciones con el Grupo Stellantis a ver si están dispuestos a dar una solución a los afectados.

"Desde mi punto de vista, es un defecto de fabricación originario que no tiene reparación, así lo han refrendado todos los ingenieros con los que he contactado", detalla Christian Díaz Delgado a CHASIS CERO en referencia a este motor cuya correa bañada en aceite se degrada prematuramente como consecuencia de la entrada de gasolina sin quemar en el cárter, proveniente del sistema anticontaminación del vehículo.

"Lamentablemente, la solución técnica implementada al tiempo de diseñar el motor no tuvo en cuenta que se produciría este defecto. El 100% de los técnicos reconoce que no tiene reparación", siendo las consecuencias del defecto, entre otras, correa agrietada, con pérdida de su integridad estructural y expansión anómala de la misma, sedimentos procedentes de la degradación prematura de la correa en el aceite (cárter), contaminación general del motor por dicho residuo, degradación prematura del aceite recomendado por el fabricante y, todo ello, provoca a su vez, un malfuncionamiento general del sistema de lubricación del motor que, en ocasiones, llega a romperse, afectando incluso a elementos de seguridad como el del frenado.

Son cerca de 4.000 los afectados que se han coordinado a través de la web afectadoscorreapsa.com. El procedimiento de gestión de todo ello es complejo, pues se ha coordinar a un gran número de afectados y, en caso de que la marca no se avenga a una solución extrajudicial, presentar una por una todas las demandas. Christian Díaz Delgado ya tiene experiencia en este tipo de litigios, pues ya representó a otros muchos afectados que se compraron un vehículo con el motor N47 de BMW que también adolecía de un defecto originario en su cadena.

"Queremos promover una solución consensuada. La solución tiene que resarcir al reclamante y ser equitativa para el fabricante y el comprador", detalla el abogado. En un escenario ideal, cabría la posibilidad de que se pusiera encima de la mesa el que el Grupo Stellantis considere retirar del mercado estos vehículos y abone un valor razonable que no tenga en cuenta su notable devaluación consecuencia del defecto. "Muchos de los perjudicados nos cuentan que ningún compraventa quiere sus vehículos y que incluso la venta entre particulares resulta compleja, además de las responsabilidades que la transmisión de un automóvil con defecto puede conllevar para el vendedor": ¿qué se debe hacer con un motor que tiene un defecto originario desde que salió de fábrica?

Por el momento, los que se quieran sumar a esta iniciativa, es decir, todos aquellos que sean propietarios de un coche con el motor Puretech, pueden hacerlo a través del grupo de afectados (afectadoscorreapsa.com), que gestiona la asociación AFESTEL, quien ha negociado con Abogados y Consultores la gestión del expediente a éxito, sin pago por adelantado "únicamente se devengan honorarios si la reclamación genera valor para el reclamante".

AFESTEL nos indica que "ya estamos en 1.500 hojas", detalla Christian Díaz a CHASIS CERO en referencia a cómo avanza la incorporación de clientes al proyecto. El primer acercamiento está próximo, pero considera que aún hacen falta más afectados. Mientras tanto, la peculiar información (tachada de bulo en algunos sectores) de que el Grupo Stellantis dará una garantía ampliada a 10 años con carácter retroactivo a quienes se compraran un Peugeot, un Opel o un

Citroën con el motor Puretech sigue cayendo en saco roto y desesperando a los clientes.

Habrá más novedades, pero todo parece indicar que en poco tiempo el Grupo Stellantis tendrá que sentarse con los afectados y darles una solución satisfactoria.